97. LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Capitulo 97 LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

 

LAS GRANDE DOCTRINAS DE LA BIBLIA

por R. C. Sproul

Traductora: Marcela Robaína

 

97 LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

 

La iglesia de todas las épocas ha anticipado con gozo la segunda venida prometida de Cristo. Así como su primera venida aseguró nuestra redención, su segunda venida es la esperanza bendita de la iglesia para la consumación de su reino.

 

La palabra del Nuevo Testamento más utilizada para señalar la segunda venida de Cristo es Parusía. La Parusía se refiere a la "aparición", la "manifestación", o la "venida" de Jesús en gloria al cumplirse el tiempo. Se refiere a la expectativa de la iglesia sobre la segunda venida o el segundo advenimiento de Cristo.

 

La Biblia nos enseña que la venida de Jesús será personal y visible. Aunque su venida será con poder, incluirá más que una visitación de su poder. Incluirá su propia persona. Su venida no será ni secreta ni invisible. Su aparición será acompañada de nubes de gloria así como su partida en la ascensión. Habrá un despliegue celestial de aclamación, acompañado por la voz de un arcángel.

 

En la venida de Cristo, la iglesia experimentará un arrebatamiento - será arrebatada en el aire para encontrarse con Cristo cuando venga. La teología de la Reforma enseña que el arrebatamiento no será secreto sino público y manifiesto. Su propósito no es llevarse a los escogidos por un tiempo mientras que Cristo regresa para una segunda "Segunda Venida". El propósito del arrebatamiento es permitirle a los santos encontrarse con Jesús en el aire cuando vuelva y ser incluidos como su séquito durante su descenso triunfal desde el cielo. Su venida de esta manera será asistida por la resurrección general, el juicio final, y el fin del mundo.

 

Los cristianos de cada generación son llamados a ser vigilantes mientras permanecen en vela esperando la Parusía, para que su venida no los tome por sorpresa, como un ladrón en la noche. También se nos anima a recordar esta manifestación futura maravillosa para alentarnos en nuestro trabajo presente.

 

Nadie sabe ni el día ni la hora de la venida de Cristo. Muchas personas han tratado de calcular la hora, solo para avergonzarse del fracaso de sus predicciones específicas. El llamado de la Escritura es a permanecer vigilantes. Debemos velar por los signos de su proximidad. Aunque Cristo se ha demorado por siglos, haciendo que la esperanza de muchos se desvaneciera, cada día que pasa nos acerca a su venida tan esperada.

 

 

Resumen

1. La iglesia tiene la certeza de la venida prometida de Cristo.

2. La Parusía de Cristo será personal y visible.

3. Cristo vendrá como partió en su ascensión -en una nube de gloria.

4. La iglesia se encontrará con Cristo para acompañarlo en su reentrada triunfal a la tierra.

5. La iglesia debe estar vigilante, velando por la venida de Cristo, pero evitando caer en la tontería de predicciones dogmáticas sobre el día y la horade su venida.

 

Pasajes bíblicos para la reflexión

Mat. 24:1-25:46

Mat. 26:64

Lk. 21:5-36

Acts 1:4-11

1 Thes. 4:13-5:11

Titus 2:11-14

Comments