79. LOS SACRAMENTOS

Capitulo 79 LOS SACRAMENTOS

 

LAS GRANDE DOCTRINAS DE LA BIBLIA

por R. C. Sproul

Traductora: Marcela Robaína

 

79 LOS SACRAMENTOS

 

La palabra sacramento se utilizó históricamente para referirse a algo que era sagrado. La palabra latina sacramentum se utilizó para traducir la palabra del Nuevo Testamento misterio. En un sentido amplio todos los ritos y ceremonias religiosas pueden ser llamados sacramentos.

 

Con el tiempo, la palabra sacramento tomó un significado más restricto y preciso, definidos como un  signo visible por el que Dios ofrece su promesa de gracia de una manera externa.

 

Los signos externos sellan y confirman las promesas del pacto de Dios.

 

Los sacramentos consisten en algún elemento visible como el agua, el pan o el vino; una acción determinada ordenada por Dios en asociación con el signo; y un beneficio redentor brindado al creyente.

 

La Iglesia Romana Católica fijó en siete el número de los sacramentos (en un sentido especial).

Son el Bautismo, la Confirmación, la Eucaristía (la Cena del Señor), la Penitencia, el Matrimonio, la Ordenación Sacerdotal, y la Extremaunción.

 

El protestantismo histórico limita el número de los sacramentos a dos: el Bautismo y la Cena del Señor. Aunque los protestantes reconocen otros ritos como el matrimonio y la ordenación para funciones especiales, no consideran que estos ritos alcancen el nivel de los sacramentos.

 

Los sacramentos se limitan a:

(1) las ordenanzas instituidas directamente por Cristo,

(2) las ordenanzas que por su propia naturaleza son importantes,

(3) las ordenanzas diseñadas para ser perpetuas, y

(4) las ordenanzas diseñadas para significar, instruir y sellar a los creyentes que las reciben en la fe.

 

Los sacramentos son los medios verdaderos de gracia que transmiten las promesas de Dios. Su poder no reside en los propios elementos, sino en Dios, del que son signos. Su poder no depende tampoco del carácter o de la fe de quienes los administran, sino de la integridad de Dios.

 

Los sacramentos son formas no verbales de comunicación. Nunca fue la intención que se sostuvieran por sí solos sin referencia a la Palabra de Dios. Los sacramentos confirman la Palabra de Dios, de modo que la administración de los sacramentos y la predicación de la Palabra van siempre juntos.

 

La salvación no proviene por medio de los sacramentos. La salvación es por la fe en Cristo. Sin embargo, ahí donde la fe esté presente, los sacramentos no serán ignorados ni dejados de lado. Forman una parte vital de la adoración a Dios y del desarrollo de la vida cristiana.

 

Aunque los sacramentos implican el uso de formas externas, no deben ser despreciados como formalismos o rituales vacíos. Si bien pueden corromperse y convertirse en rituales vacíos, no deben ser rechazados. Sin duda que constituyen rituales, pero han sido rituales instituidos por Dios y por lo tanto debemos participar de ellos con gozo y solemnemente.

 

 

Resumen

 

l. Un sacramento es un signo visible de la promesa de gracia de Dios a los creyentes.

2. La Iglesia Católica reconoce siete sacramentos, mientras que los protestantes reconocen dos: el Bautismo y la Cena del Señor.

3. Los sacramentos no transmiten automáticamente las cosas que representan. El contenido de los sacramentos se recibe por la fe.

4. Los sacramentos no son rituales vacíos, sino que fueron instituidos por Cristo.

5. Los sacramentos deben ser vinculados con la predicación de la Palabra.

 

Pasajes bíblicos para la reflexión

Mat. 28: 19-20

Acts 2:40-47

Rom. 6:1-4

1 Cor. 11:23-34

Gal. 3:26-29

Comments