77. LAS MARCAS DE LA IGLESIA VERDADERA

Capitulo 77 LAS MARCAS DE LA IGLESIA VERDADERA

 

LAS GRANDE DOCTRINAS DE LA BIBLIA

por R. C. Sproul

Traductora: Marcela Robaína

 

77 LAS MARCAS DE LA IGLESIA VERDADERA

 

Como el mundo está lleno de miles de instituciones distintas llamadas iglesias, y como es posible que tanto las instituciones como los individuos se conviertan en apóstatas, es Importante que podamos discernir las marcas esenciales de la iglesia visible legítima y verdadera. Ninguna iglesia está libre del error o del pecado. Solo en el cielo la iglesia será perfecta. Pero existe una diferencia significante entre la corrupción, que afecta a todas las instituciones, y la apostasía. Por lo tanto, para proteger el desarrollo y el cuidado del pueblo de Dios, es importante que definamos las marcas de una iglesia verdadera.

 

Las marcas de una iglesia verdadera han sido definidas históricamente como: (1) la predicación verdadera de la Palabra de Dios, (2) el uso de los sacramentos de acuerdo con su institución, y (3) la práctica de la disciplina de la iglesia. " .

 

(1) La predicación de la Palabra de Dios. Aunque las iglesias difieren sobre detalles de teología y en grados de pureza de la doctrina, la iglesia verdadera afirma todo lo que es esencial para la fe cristiana. Del mismo modo, una iglesia es falsa o apóstata cuando oficialmente niega una de las premisas esenciales de la fe cristiana como la deidad de Cristo, la Trinidad, la justificación por la fe: la expiación, u otras doctrinas esenciales para la salvación. La Reforma, por ejemplo, no fue una simple lucha por menudencias, sino por la doctrina cardinal de la salvación.

 

(2) La administración de los sacramentos. Negar o difamar los sacramentos instituidos por Cristo es falsificar la iglesia. La profanación de la Cena del Señor o el ofrecimiento voluntario de los sacramentos a no cristianos profesantes descalificaría a una iglesia de ser reconocida como una iglesia verdadera. . . ,

 

(3) La disciplina de la iglesia. Aunque el ejercicio de la disciplina de la iglesia en ocasiones puede ser equivocado en la dirección de ser demasiado severo o demasiado laxo, puede convertirse en algo tan pervertido que ya deje de ser reconocido como legítimo. Por ejemplo, si una iglesia de manera abierta e impenitente suscribe, practica, o se niega a disciplinar los pecados graves y perversos, no está exhibiendo esta marca de una iglesia verdadera.

 

Aunque los cristianos deberían estar solemnemente precavidos de no convertirse en cismáticos en su espíritu, o tener espíritu de división o discusión, también deberían estar advertidos de su obligación de apartarse de comuniones falsas o apóstatas. Todas las iglesias verdaderas, en mayor o menor grado, deberán exhibir las verdaderas marcas de una iglesia. La reforma de la iglesia es una tarea que no tiene fin. Cada vez más y más buscamos ser fieles al llamado bíblico de la predicación, los sacramentos y la disciplina de la iglesia.

 

Resumen

 

1. Una iglesia verdadera tiene marcas visibles que la diferencian de una iglesia falsa o apóstata.

2. La predicación del evangelio es necesaria para que una iglesia sea legítima.

3. La administración correcta de los sacramentos, sin profanación, es una marca de la iglesia.

4. La disciplina contra la herejía y los pecados graves es una tarea necesaria dentro de la iglesia.

5. La iglesia siempre necesita ser reformada de acuerdo con la Palabra de Dios.

 

Pasajes bíblicos para la reflexión

 

Mat. 18:15-17

Rom. 11:13-24

1 Cor. 1:10-31

Eph. 1:22-23

1 Pet. 2:9-10

Comments