75. LOS APÓSTOLES

Capitulo 75 LOS APÓSTOLES

 

LAS GRANDE DOCTRINAS DE LA BIBLIA

por R. C. Sproul

Traductora: Marcela Robaína

 

Parte VIII  -  La Iglesia y Los sacramentos

 

75 LOS APÓSTOLES

 

Como doce de las personas que fueron discípulos de Cristo posteriormente se convirtieron en sus apóstoles, estas dos palabras, discípulo y apóstol suelen ser confundidas entre sí. Aunque los términos suelen utilizarse indistintamente, no son exactamente sinónimos. La Biblia define a un discípulo como un "alumno", alguien que ha entrado a la comunión de la instrucción rabínica de Jesús. Aunque los apóstoles fueron discípulos, no todos los discípulos se convirtieron en apóstoles.

 

Un apóstol disfrutaba de una función especial en la iglesia del Nuevo Testamento. La palabra apóstol significa "alguien que es enviado". Técnicamente, sin embargo, un apóstol era más que un mensajero. Había sido comisionado con la autoridad para hablar en nombre de Aquel que lo había enviado y para representarlo. El Apóstol principal en el Nuevo Testamento es el mismo Jesús. Él había sido enviado por el Padre y hablaba con la autoridad que le había sido investida por el Padre. Rechazar a Jesús era rechazar al Padre que lo había enviado.

 

De manera similar, los apóstoles habían sido llamados y comisionados por Cristo y hablaban con su autoridad. Rechazar la autoridad apostólica era rechazar la autoridad de Cristo, que los había enviado.

 

En el Nuevo Testamento, doce discípulos fueron comisionados como apóstoles. Después de la muerte de Judas, la iglesia llenó esa vacante eligiendo a Matías, como lo registra el libro de los Hechos. A este número Jesús agregó al apóstol Pablo como el apóstol especial para los gentiles. El apostolado de Pablo era un tema algo debatido porque no reunía todos los requisitos para el apostolado, establecidos en los Hechos. El criterio para el apostolado incluía (1) haber sido un discípulo de Jesús durante su ministerio sobre esta tierra, (2) haber sido testigo de su resurrección, y (3) haber sido llamado y comisionado directamente por Cristo. Pablo no había sido discípulo de Cristo, y su visión del Cristo resucitado tuvo lugar después de la ascensión de Jesús. Pablo no había sido un testigo directo de la resurrección de la misma manera que lo habían sido los otros apóstoles. Sin embargo, Pablo fue llamado directamente para ejercer esta función por Cristo. Su llamado fue confirmado por los demás apóstoles, sobre cuyo apostolado no cabía la menor duda, y fue autenticado por los milagros que Dios realizó por intermedio de Pablo, dando testimonio de su autoridad como agente apostólico de la revelación.

 

A fines del primer siglo, los padres post apostólicos reconocieron que su autoridad estaba subordinada a la de los apóstoles originales. En la actualidad, no hay apóstoles oficiales en vida ya que nadie reúne los requisitos bíblicos para esta función ni puede ser confirmado por los apóstoles originales, como lo fue Pablo. La Biblia es la única autoridad apostólica que tenemos en la actualidad.

 

Resumen

l. Las palabras discípulo y apóstol no son sinónimos.

Discípulo = alumno

Apóstol = alguien que ha sido enviado con autoridad para hablar en nombre del que lo comisionó

2. Jesús fue "el Apóstol del Padre".

3. Los requisitos bíblicos para el apostolado consistían en haber sido:

(a) un discípulo de Jesús.

(b) un testigo de la resurrección de Jesús.

(c) llamado directamente por Cristo.

4. El apostolado de Pablo fue singular, y fue necesario que él fuera confirmado por los otros apóstoles.

5. En la actualidad no existen apóstoles en el sentido bíblico.

6. La autoridad apostólica en la actualidad la encontramos en la Biblia.

 

Pasajes bíblicos para la reflexión

Rom. 1:1-6

Rom. 11:13

1 Cor. 9:2

1 Cor. 15:9

Heb. 3:1

Comments