31. EL BAUTISMO DE CRISTO

Capitulo 31 EL BAUTISMO DE CRISTO

 

LAS GRANDE DOCTRINAS DE LA BIBLIA

por R. C. Sproul

Traductora: Marcela Robaína

 

31 EL BAUTISMO DE CRISTO

 

El rito del bautismo con agua efectuado por Juan el Bautista está ligado estrechamente al sacramento del bautismo instituido por Jesús como señal del nuevo pacto. Si bien hay una continuidad entre los dos bautismos, no deben ser considerados como idénticos.

 

El bautismo de Juan, considerado de manera apropiada, corresponde al Antiguo Testamento. Aunque leemos sobre Él en el Nuevo Testamento, el Nuevo Pacto no comenzó hasta que el ministerio de Juan hubo terminado. Fue un requisito que Dios le dio a su pueblo, Israel. Fue un bautismo de preparación. Juan predicó que el reino de Dios se acercaba. Era el heraldo del Mesías. La cercanía de] reino venidero de Dios estaba presente en la inminente aparición de Cristo. El Mesías Rey estaba a punto de ser conocido, pero el pueblo de Israel no estaba pronto para recibirlo. No estaban preparados. Estaban sucios.

 

El bautismo de Juan constituyó una innovación radical. Antes de Juan, los gentiles que se convertían al judaísmo debían cumplir con un rito de purificación de lavamiento. Cuando aparece Juan el Bautista, Dios le ordena también a los judíos que se arrepientan y sean lavados. El clero judío entendía que el requisito de Juan era herético e insultante. Significaba que Juan estaba tratando a los judíos como si fueran tan sucios como los gentiles.

 

Jesús se sometió voluntariamente al bautismo de Juan, e incluso insistió (frente a las protestas de Juan) porque en su papel como Mesías era necesario que él se sometiera a todos los requisitos de la ley de Dios para Israel. En su identificación con su pueblo, Jesús fue bautizado para cumplir con la justicia.

 

Cuando Jesús entró en el río Jordán para ser bautizado por Juan, este acontecimiento marcó el comienzo del ministerio terrenal de Jesús. En ese momento Jesús no solo se identificó con el pecado de su pueblo, sino que fue ungido por el Espíritu Santo para su ministerio. En un sentido se trató de la ordenación de Jesús. Fue aquí cuando comenzó su vocación como el Cristo.

 

El término Cristo significa "el ungido". Jesús fue ungido por el Espíritu Santo en ocasión de su bautismo y comenzó a cumplir con el papel del Mesías descrito por Isaías. "El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos" (Is. 61:1).

 

Resumen

1. El bautismo de Juan fue una preparación para la venida del Mesías.

2. El bautismo de Juan era un insulto para la oficialidad judía porque implicaba que estaban "sucios".

3. Jesús fue bautizado no por sus pecados sino para identificarse con los pecadores a quienes había venido a salvar.

4. Jesús fue ordenado o ungido en su bautismo.

 

Pasajes bíblicos para la reflexión

Is. 40:3

Mat. 3:13-17

Mk. 1:1-5

 

Comments