CAPITULO No. 3 AREAS DE RECONSTRUCCION

CAPITULO No. 3

AREAS DE RECONSTRUCCION

Los esfuerzos premilenarios, amilenarios y beatos invariablemente conducen a un retiro del mundo en una iglesia de tipo conventual que se convierte en un lugar de refugio del mundo en vez de un lugar de preparación para la batalla. Dichas iglesias enfatizan canciones de escapismo, himnos que celebran a Cristo como el que se supone que los rescata del mundo y de los problemas del mundo; ellos recalcan la vida en un “Plano superior”, es decir de separación de las batallas del mundo. El milenarismo secular también tiene su lugar de refugio: El Estado. Todos los problemas del hombre tienen que encontrar solución, no en el trabajo hacia la reconstrucción, sino que en un estado revolucionario cuya autorización efectuará los cambios necesarios. La revolución funciona como sustituto secular del rapto: La revolución transportará a los verdaderos creyentes del viejo y decadente mundo al nuevo mundo de la gloriosa revolución. Para el ortodoxo cristiano, estas alternativas no están en la Biblia y son inmorales. El ha sido regenerado por Dios a través de Cristo para reasumir la tarea abandonada por  Adán, a saber, ejercer dominio y someter la tierra bajo Dios y su palabra-Ley. Es importante citar algunas de las necesarias áreas de acción, pero no en cualquier orden de propiedad.

    Primero que todo, debemos empezar con nosotros mismos y nuestras familias. Se debe fortalecer a la familia en su vida económica y religioso, y en sus responsabilidades hacia cada miembro. Los hijos tienen el deber de mantener y cuidar a sus Padres, y de mantener un fuerte vínculo económico y religioso con ellos. (1)
    
    Segundo, la iglesia, antes de ser una institución y una corporación legal, es la familia de Dios. Estos significa la necesidad de cuidase mutuamente. Se necesita revivir el diaconato y la oficina de las viudas, a fin de satisfacer las necesidades del pueblo de Cristo, material y espiritualmente. No hay ninguna congregación sin miembros ancianos que necesiten que alguien les hagan sus compras, que les limpien sus casas, que se encarguen de diversos deberes y mucho más. Es fariseismo remitir dinero al extranjero para cuidar de los necesitados un acto impersonal y descuidar el acto personal y responsable en casa. Ayudarle a alguien cercano por medio de un compromiso continuo, dolores de espalda y de corazón, pero esto es lo que implica cualquier trabajo. La iglesia debiera mitigar la sed y hambre material y espiritual de sus miembros.

    Tercero, las escuelas, universidades, institutos y centros de capacitación cristianos son una urgente necesidad. Para una iglesia o los Padres que no le presten atención al hecho de que sus hijos estén recibiendo una educación sin Dios es una señal de apostasía.

    Cuarto, la acción política cristiana es necesaria hacia hacer nuevamente del estado un Estado Cristiano y que sus acciones se ajusten a la Ley de Dios.

    Quinto, urgentemente se necesitan las organizaciones profesionales cristianas. Los abogados, doctores cristianos y otros deben crear sus propias agencias profesionales para fomentar no una pietista, sino una sana visión de sus profesiones. Esto también significará sanatorios, hogares de ancianos para los que no tienen familias, hospitales cristianos y muchísimo más.

Significa, Sexto, estudiar toda clase de llamado desde la perspectiva de la Ley y la Fe bíblica. ¿Qué constituye un agricultor cristiano? ¿Qué importancia tienen los vendedores, los comerciantes, los hombres involucrados en bienes raíces, la manufactura o cualquier otras cosa, en la reconstrucción divina?

    Significa, Séptimo, que se deben ver las ciencias, como cualquier otra cosa, como un área de llamado en el cual se deben adelantar el conocimiento y dominio bajo Dios. Se puede decir mucho más. Basta decir que la necesidad de diezmar es básica para todas estas actividades, salud, educación, bienestar, política, economía, la familia, la iglesia, nuestras vocaciones y así sucesivamente, a fin de que se pueda acelerar el trabajo de reconstrucción. El diezmo es para el Señor, no para la iglesia como tal y puede ir a cualquier agencia que esté trabajando para promover el dominio del Señor y llevar todas las áreas de pensamiento y de vida en cautiverio a Jesucristo.

    Finalmente, se debe mencionar otra área: La oración. La primera petición del Padrenuestro reza: “Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”. Esta debe ser nuestra oración y también nuestro llamado.

Comments