CAPITULO 06: La Encarnación de Cristo Jesús

CAPITULO: VI La Encarnación de Cristo Jesús

 

3.06 Al cumplirse la plenitud de los tiempos, Dios envió a este mundo a su Hijo (1) , su eterna sabiduría, la sustancia de su propia gloria, quien tomó la naturaleza humana de la sustancia de una mujer, una virgen, por medio del Espíritu Santo. (2) Y así nació la “simiente justa de David,” el “Angel del gran consejo de Dios,” el auténtico Mesías prometido, a quien confesamos y reconocemos ser Emmanuel, verdadero Dios y verdadero hombre, dos naturalezas perfectas unidas y juntas en una sola persona. (3) De modo que por nuestra confesión condenamos las abominables y pestilentes herejías de Arrio, Marción, Eutiques, Nestorio y todos cuantos negaron la eternidad de la Deidad o la verdad de su humanidad, o las confundieron o dividieron.

1. Gal. 4:4.

2. Luke 1:31; Matt. 1:18;
Comments