Articulo 22 - La justicia de la fe

Artículo 22 - Confesion Belgica
 
Creemos que, para obtener verdadero conocimiento de este gran misterio, el Espíritu Santo enciende en nuestros corazones una fe sinceran, la cual abraza a Jesucristo con todos Sus méritos, se lo apropia, y fuera de El ya no busca ninguna otra cosa.
 
Porque necesariamente tiene que concluirse, o que no todo lo que es necesario para nuestra salvación se halla en Jesucristo, o que, si todo está en El, aquel que posee por la fe a Jesucristo, tiene en El su salvación completa.
 
De modo que, si se dijera que Cristo no es suficiente, por cuanto que además de El es aun necesario algo más, sería una blasfemia porque de ahí se seguiría, que Cristo es solamente un Salvador a medias.
 
Por eso, justamente decimos con el apóstol Pablo, que el hombre es justificado sólo por la fe o por la fe sin las obras. Sin embargo, no entendemos que sea la fe misma la que nos justificas, pues ella es solamente un medio por el cual abrazamos a Cristo, nuestra justicia.
 
Mas Jesucristo, imputándonos todos sus méritos y las obras santas que El ha hecho por nosotros y en nuestro lugar, es nuestra justicia; y la fe es un instrumento que nos mantiene con El en la comunión de todos Sus bienes, los cuales, siendo hechos nuestros, nos son más que suficientes para la absolución de nuestros pecados.

 

Sal. 51:6; Ef. 1:16-18; 1 Tes. 1:6, 1 Cor. 2:12, Gál. 2:21, Jer. 23:6; 51,10; 1 Cor. 15:3; Mt. 1:21; Rom. 8:1; Hch. 13:26; Sal. 32:1, Rom. 3:20,28; Gál. 2:16; Heb. 7.19; Rom.10:3-4, 10:9; 4:5; 3:24.27; Filip. 3:9; Rom. 4:2, 1 Cor. 4:7, Rom 8:29,33.

Comments