Articulo 13 - La Doctrina de la Providencia de Dios

Artículo 13 - Confesion Belgica
 
Creemos, que ese buen Dios, después que hubo creado todas las cosas, no las ha abandonado ni las ha entregado al acaso o al azar, sino que las dirige y gobierna según su santa voluntad de tal manera que nada acontece en este mundo sin su ordenación, con todo eso, sin embargo, Dios no es autor ni tiene culpa del pecado que suceded.
 
Porque su Poder y Bondad son tan grandes e incomprensibles, que El muy bien y con justicia dispone y ejecuta su obra, incluso cuando los demonios y los inicuos obren injustamente.
 
Y referente a lo que El hace fuera del alcance de la inteligencia humana, eso mismo no lo queremos Investigar más curiosamente de lo que nuestra razón puede soportar; sino que aceptamos con toda humildad y reverencia los justos juicios de Dios, los cuales nos están ocultos; teniéndonos por satisfechos con que somos discípulos de Cristo para aprender únicamente lo que El nos indica en su Palabra, sin traspasar estos límites-
 
Esta enseñanza nos da un consuelo inexpresable, cuando por ella aprendemos que nada nos puede acontecer por casualidad, sino por la disposicion de nuestro misericordioso Padre Celestial que vela por nosotros con cuidado paternal, sujetando a todas las criaturas bajo su dominiog, de tal manera que ni un solo cabello de nuestra cabeza (pues están todos contados), ni un solo pajarillo puede caer sobre la tierra sin la voluntad de nuestro Padre.
 
De lo cual nos fiamos, sabiendo que El reprime a los demonios y a todos nuestros enemigos, los cuales no nos pueden perjudicar, sin Su permiso y voluntad.
 
Y en esto reprobamos el execrable error de los epicúreos que dicen, que Dios no se inmiscuye en nada, y deja acontecer casualmente las cosas.

 

Jn. 5:17, Heb. 1:3, Prov. 16:1; Ef. 1:11; Sant. 4:13 15, Sant. 1:13, Job, 1:21, 2 Rey. 22:20; Heh. 4:28; Hch. 2:23, Sal, 105:25; Is. 10:5; 2 Tes. 2:11, 1 Sam. 2:25: Sal. 1153; Is. 45:7; Am. 3:6; 2Tes. 2:11; Ez, 14:9; Rom. 1:28; 1 Re 11:23, Prov. 21:1, Mt. 10:29 30, Gn, 45:8; 50:20; 2 Sam. 16:10; Mt, 8:31; Sal. 5:4, 1 Jn. 3:8.

Comments