Domingo 40

DOMINGO 40

 

105. Pregunta: ¿Qué exige Dios en el sexto mandamiento?

 

Respuesta: Que ni por mis pensamientos, palabras, actitud y aún menos por mis actos, por mí mismo o por medio de otro, llegue a injuriar, odiar, ofender o matar a mi prójimo (a), por el contrario que, renuncie a todo deseo de venganza (b); que no me haga mal a mi mismo o me exponga temerariamente al peligro (c). Para impedir esto, el magistrado posee la espada (d).

 

a. Mat. 5:21-22; Mat. 26:52; Gen. 9:6.

 

b. Eph. 4:26, Rom. 12:19; Mat. 18:35; Mat. 5:25.

 

c. Rom. 13.14; Col. 2:23; Mat. 4:7.

 

d. Gen. 9:6; Ex. 21:14; Mat. 26:52; Rom. 13:14.

 

106. Pregunta: ¿Este mandamiento sólo prohíbe matar?

 

Respuesta: Al prohibir la muerte Dios nos enseña que El detesta todo lo que de ello se origina, como la envidia (a), el odio (b), la ira (c) y el deseo de venganza, considerandotodo esto como verdadero homicidio (d).

 

a.  Prov. 14:30;  Rom.1:29.

 

b.  1 Jn. 2:11.

 

c. Jas. 1:20;  Gal. 5:19-21.

 

d. 1 Jn. 3:15.

 

107. Pregunta: ¿Es suficiente, como hemos dicho, el no matar a nuestro prójimo?

 

Respuesta: No; pues Dios, condenando la envidia, el odio y la ira, quiere que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos (a), usando para con él toda benignidad, mansedumbre, paciencia y misericordia (b), impidiendo hasta donde nos sea posible, el mal que le podrías sobrevenir (c), haciendo bien incluso a nuestros enemigos (d).

 

a. Mat. 22:39; Mat. 7:12, Rom. 12:10.

 

b. Eph. 4:2; Gal. 6:1,2; Mat. 5:5; Rom. 12:18; Lk. 6:36; Mat. 5:7; 1 Pet. 3:8; Col. 3:12.

 

c. Ex. 23:5.

 

d. Mat. 5:44-45; Rom. 12:20.

Comments