Domingo 32

DOMINGO 32

 

86. Pregunta: Si somos liberados por Cristo de todos nuestros pecados y miserias sin merecimiento alguno de nuestra parte, sino sólo por la misericordia de Dios ¿Por qué hemos de hacer buenas obras?

 

Respuesta: Porque después de que Cristo nos ha redimido con su sangre, nos renueva también con su Espíritu Santo a su imagen; a fin de que en toda nuestra vida nos mostremos agradecidos a Dios por tantos beneficios y que El sea glorificado por nosotros (b). Además de esto para que cada uno de nosotros sea asegurado de su fe por los frutos (c). Y finalmente para que, también por la piedad e integridad de nuestra vida, ganemos a nuestro prójimo para Cristo.

 

a.  Rom. 6:13;  Rom. 12:1-2,  1 Pet 2:5,9;  1 Cor. 6:20.

 

b.  Mat. 5:16;  1 Pet 2:12.

 

c.  2 Pet. 1:10;  Mat.7:17;  Gal. 5:6,22.

 

d.  1 Pet. 3:1-2;  Rom. 14:19.

 

 

 

87. Pregunta: Luego, ¿No pueden salvarse aquellos que siendo desagradecidos y perseverando en sus pecados no se conviertan a Dios de su maldad?

 

Respuesta: De ninguna manera, porque, como lo testifican las Sagradas Escrituras, no heredarán el reino de Dios los fornicarios, los idólatras, los adúlteros, los ladrones, los avaros, los borrachos, los maldicientes.

 

a.  1 Cor. 6:9, 10;  Eph. 5:5-6;  1 Jn. 3:14.

 

Comments