Domingo 18

DOMINGO 18

 

46. Pregunta: ¿Qué entiendes por: subió a los cielos?

 

Respuesta: Que Cristo, a la vista de sus discípulos, fue elevado de la tierra al cielo (a) y que está allí para nuestro bien (b), hasta que vuelva a juzgar a los vivos y a los muertos (c).

 

a. Acts 1:9; Mark 16:19; Lk. 24:51.

b. Heb.9:24; Heb 4:14; Rom. 8:34;  Col. 3:1.

c. Acts 1:11; Mat. 24:30.

 

47. Pregunta: Luego, ¿No está Cristo con nosotros hasta el fin del mundo como lo prometido? (a).

 

Respuesta: Cristo es verdadero Dios y verdadero hombre: en cuanto a la naturaleza humana ahora ya no está en la tierra (b), pero en cuanto a su deidad, majestad, gracia y espíritu en ningún momento está ausente de nosotros (c).

 

a. Mat. 28:20.

b. Heb. 8:4;  Mat. 26:11;   Jn. 16:28;   Jn. 17:11;  Acts 3:21.

c. Jn. 4:18;   Mat. 28:20.

 

48. Pregunta: Pero si la naturaleza humana no está en todas partes donde está la divina ¿No se separan con esto las dos naturalezas en Cristo?

 

Respuesta: De ninguna manera: porque dado que la divinidad es incomprensible y está presente en todo lugar (a), resulta necesariamente que en efecto está fuera de la naturaleza humana que ha tomado (b), pero con todo y con eso está en ella y que da unida a ella personalmente.

 

a. Jer.23.24; Acts 7:49.

b. Col.2:9; Jn. 3:13;  Jn. 11:15; Mat.28:6.

 

49. Pregunta: ¿Qué beneficios nos da la ascensión de Cristo al cielo?

 

Respuesta:

 

Primero: El es nuestro intercesor en el cielo delante del Padre (a).

 

Segundo: Que tenemos nuestra carne en el cielo para que por ello, como una garantía, estemos seguros, de que él siendo nuestra cabeza, nos atraerá a sí como miembros suyos (b).

 

Tercero. Que desde allí nos envía su Espíritu como prenda recíproca (c), por cuya virtud buscamos, no las cosas de la tierra sino las de arriba, donde está sentado a la diestra de Dios.

 

a.  1 Jn. 2:1;  Rom.8:34.

b.  Jn. 14:2;  Jn. 17:24;  Jn. 20:17;  Eph. 2:6.

c.  Jn. 14:16;  Jn. 16:7;  Acts 2:33;  2 Cor. 1:22;  2 Cor. 5:5.

d.  Col. 3:1.

 

Comments